EL GRUPO REEM DEL HOSPITAL RAMÓN Y CAJAL DEMUESTRA QUE LA PRESENCIA DE BANDAS OLIGOCLONALES IgM LÍPIDO-ESPECÍFICAS EN LCR ES UN FACTOR DE MAL PRONÓSTICO EN PACIENTES CON SÍNDROME NEUROLÓGICO AISLADO

Investigadores del grupo REEM del Hospital Ramón y Cajal (en la foto) han publicado recientemente en la revista Neurology Neuroimmunology & Neuroinflammation los resultados de un estudio realizado en 193 pacientes diagnosticados de Síndrome Neurológico Aislado (SNA), en el que se compara la capacidad de varias técnicas de laboratorio para predecir la conversión a una EM agresiva en estos pacientes. En este estudio se evaluaron distintos parámetros, como la capacidad de predecir un segundo brote, alcanzar un EDSS de 4 ó de 6, y el desarrollo de EM secundaria progresiva, con cuatro métodos distintos de cuantificación de la síntesis intratecal de IgM (un marcador de mal pronóstico en la EM): la presencia de bandas oligoclonales de IgM (BOCM) en líquido cefalorarraquídeo (LCR), la presencia BOCM específicas de lípidos (BOCM-LE) en LCR, el índice de Reiber y el índice de IgM. Los autores de este estudio concluyen que  la síntesis intratecal de IgM predice una EM agresiva al inicio de la enfermedad, especialmente cuando se detecta como BOCM-LE y que las BOCM-LE pueden predecir la progresión de SNA a EM y un peor curso de la enfermedad durante un seguimiento de al menos 2 años.