INHIBIDORES DE LA TIROSINA QUINASA DE BRUTON: UNA NUEVA GENERACIÓN DE FÁRMACOS PROMETEDORES PARA EL TRATAMIENTO DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Los linfocitos B juegan un papel central en la patogenia de la esclerosis múltiple (EM), como se demuestra a través del éxito de varios fármacos basados en anticuerpos monoclonales dirigidos frente a proteínas expresadas en la membrana de estas células. Estas terapias funcionan mediante la depleción de los linfocitos B. La tirosina quinasa de Bruton (BTK) es una molécula crucial en el proceso de señalización intracelular del receptor de linfocitos B y de los receptores expresados ​​en las células del sistema inmunológico innato. Los inhibidores de la BTK pueden ser una alternativa a la modulación de los linfocitos B sin que se produzca la depleción  de los mismos. En esta revisión, publicada en la revista Cells, y firmada por el Dr. Antonio García-Merino, investigador principal del grupo REEM del Hospital Puerta de Hierro (Madrid), se revisan la estructura, la señalización y las funciones de la BTK en los diferentes inhibidores ensayados, tanto en modelos animales de EM, como en ensayos clínicos.

Fuente: https://www.mdpi.com/2073-4409/10/10/2560

Imagen de cabecera: Propiedad del Dr. Antonio García-Merino